19 agosto 2014

San Lorenzo 2014 - Pregón

El pregonero de las fiestas de este año, Juan-Luis Esteban Toribio, vino de lejos. Para la mayoría era un desconocido. Hoy después de su pregón, ya no lo es. Algunos se asombraban cómo un “forastero” (para ellos) supiera tanto de nuestro pueblo y recordara tantos personajes. Charlando con sus amigos, vecinos, gentes del pueblo, se le notaba contento de regresar a su pueblo después de sesenta años de marchar con su familia a otras tierras.
Pinchando en la imagen puedes ver el texto de su pregón. He de advertir que en varias ocasiones se apartó del guión, improvisando y por ese motivo esas intervenciones no aparecen en el texto. Improvisaciones muy celebradas, que a más de uno sorprendieron, alegraron y emocionaron. Como lo fueron las breves palabras, totalmente improvisadas, en el homenaje-dedicación calle a Da. Anita que gustaron y emocionaron a los presentes, muy especialmente a las alumnas de aquella maestra.

Gracias Juan-Luis por colaborar con tu presencia y pregón a realzar nuestras fiestas patronales de San Lorenzo 2014. Nuestro Patrón te lo premiará.

3 comentarios:

cari hernandez dijo...

Gracias Luis por regresar a tú pueblo, pues como Manolo dice para la mayoría de las personas eras un desconocido, pero yo creo que has dejado buena huella y ahora si que podemos decir que tenemos un zarceño más un zarceño que nunca se había olvidado de sus raíces la prueba está en que sabes más del pueblo que muchos de nosotros. La vida muchas veces nos aparta de las cosas que queremos y apreciamos, pero para ti este año has tenido tu recompensa y has disfrutado como un niño paseando por las calles de tú pueblo, nuestro pueblo, pues Horacio y yo hemos disfrutado de tú compañía y espero que se repita, del pregón ya te dice todo Manolo para nosotros fue genial.
Saludos y un fuerte abrazo Horacio y Cari.

Anónimo dijo...

El que tiene que daros las gracias a vosotros soy por el buen recibimiento que me habéis otorgado y lo agradable de vuestra compañía.

Ha sido un placer reencontrarme con las gentes zarceñas que tan buena acogida que me han dispensado. No me esperaba tanta amabilidad.

Encontrarme con los antiguos compañeros de colegio y rememorar las peripecias que hacíamos en aquel entonces, me ha rejuvenecido; así que, tendré que volver para ir recuperando de nuevo la juventud.

Manolo, tu análisis de mi intervención, me parece que es un poco condescendiente; yo hice lo que todo zarceño de bien haría en mi lugar, nada más.

Cari, celebro que te haya gustado el pregón, esa era mi intención; también que aquéllos que no me conocían, ahora sepan que soy uno más de ellos.

La verdad es que he disfrutado a lo grande en el pueblo. Ya antes de llegar empecé a disfrutar a medida que me iba acercando y reconociendo los lugares que patee en mi infancia.

Muchas gracias por tus palabras de aliento.

Un abrazo para los dos.

Luis

Anónimo dijo...

El amigo Luis, como esperaba yo, se esmeró en el pregón. Lo vi integrado y disfrutando a tope. Rememorando su infancia. Por desgracia, las gentes se van, pero las calles quedan y los recuerdos que duermen en ellas. Yo voy cada año y he de decir que desconozco a mucha gente, pero también llevo dentro grabados los recuerdos de rincones y lugares que, si la salud lo permite, nunca olvidaré.
Me alegra que tu estancia avive las ganas de volver.
Supongo que, como estamos cerca y el amigo Ignacio propuso un encuentro, nos volveremos a ver. Estuviste brillante en tu intervención con motivo del homenaje a D Anita. He leído el pregón pero no te vi. Un abrazo. Salva.