22 enero 2014

La Peña Resbalina

A raíz de lo comentado en el blog de ISA, sobre la Peña Resbalina, creo que tienen razón quienes piensan que ahora con los nuevos caminos de la Concentración, nuestro famoso tobogán natural e internacional es posible que no se frecuente tanto porque muchos no den con su ubicación, aparte que los pocos niños residentes en el pueblo lo tienen más cómodo y cercano en el parque infantil. Pero no es lo mismo, nada que ver un tobogán de plástico, madera o metal, con la Peña Resbalina de granito, alisado durante muchos años y además bastante más largo y ancho que los toboganes convencionales. Aparte de estar en un lugar más pintoresco, ir hasta allí supone una pequeña excursión al campo, con la merienda, como era la costumbre el Jueves Merendero, para el que faltan pocos días. Es momento de potenciar este monumento natural y nada mejor que ir con la merienda el Jueves Merendero que viene, el 27 de Febrero próximo.
¿Sería posible trasladar nuestra peña al parque infantil?...  quedaría ¡guay!.
Se me ocurre una idea más sencilla y asequible. Colocar una señal como la de la imagen o similar, en el Pilar y otras más adelante hasta avistar la Peña Resbalina:
Relacionado: Peña Resbalina (2)

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bien Manolo,haber si hay alguien,que haga realidad ese indicador tan chulo.Un abrazo

Anónimo dijo...

Por lo comentado anteriormente pienso que ni Manolo ni el anónimo saben cómo está actualmente la Peña Resbalina después de los cambios habidos con la concentración y por si fuera poco con un basurero-escombrera en sus inmediaciones. No es buena idea colocar señal alguna que indique su situación. Es una pena porque la idea y la señal son buena y bonita respectivamente; pero dadas las circunstancias no conviene airear nuestros trapos sucios y descuidos a visitantes y turistas.

Manuel dijo...

Siguen gustándoos los anónimos….
Comentario anterior: ¡JO! ¿Tan mal está la Peña Resbalina y su entorno?. Explícanos, por favor, con más detalles cómo se encuentra el citado paraje y por qué. Y, mejor aún, envía alguna fotografía para que nos hagamos idea, aunque es fácil imaginar. ¿No había en otra parte un lugar mejor y apropiado para escombrera? ¡Qué manera más sucia de emponzoñar nuestros recuerdos infantiles! El mío sigue vivo y limpio como el fardel con la merienda para reponer fuerzas después subir y bajar la peña una, otra y otra vez. Hasta recuerdo que en más de una ocasión hacíamos apuestas con los huevos duros, lanzándolos peña abajo para ver cuál llegaba primero y más lejos.
¿La señal indicadora?..., ningún problema; es solo virtual; no ha supuesto gasto alguno y tiene fácil solución, no así todo lo demás. Como es de “madera de pino” la echaremos a la hoguera de San Juan, antes que vaya a parar a la mencionada escombrera.
-Manolo-

Anónimo dijo...

Para los de mi edad, cuando éramos niños e ibamos fardel en mano a comer el hornazo a la Peña Resbalina, aquel paraje era el Sanctun Santórum de las excursiones que se hacían en el pueblo en aquel tiempo tan añorado.
Es lógico que, ahora, al disponer de un parque urbano más o menos acondicionado, la gente no acuda con la asiduidad de entonces y que los escasos niños que hay en el pueblo, casi ni conozcan el lugar en cuestión; `pero, no por ello, debió ubicarse el vertedero-escombrera-basurero en ese lugar que, poco o nada dice en favor de los responsables de la instalación en un sitio tan significativo, por lo que supone de nostalgico.
Como yo, personalmente desconozco la situación del entorno de la peña, no estoy en condiciones de poder emitir un juicio equitativo, aune me imagino que, en función de lo leído en los comentarios anteriores, supongo que habrá otro lugar más adecuado para esos menesteres que no desdiga tanto ni genere el descontento que ello supone en las personas que, como yo, vivimos nuestra infancia directamente relacionada con la Peña resbalina y alberga en nuestro fuero interno, muchos y gratos recuerdos del esperado día del hornazo, que, desde aquí, os deseo a todos los que tengáis la suerte de poderlo disfrutar dentro de unos días, que lo pasís estupendamente.
Luis

¡Ah...! y, para los aficionados al anonimato, permitidme deciros que dar la cara alarga la vida...

cari hernandez dijo...

Yo no estoy de acuerdo con los anónimos, pues como dice Luis, dar la cara alarga la vida, cada uno es libre de decir lo que piensa pero por lo menos saber a quien te estás dirigiendo.
Sobre la peña Resbalina algo de razón tiene el anónimo está un poco arrinconada aunque no se ha movido del sitio si se ha movido todo lo demás, y si que hay un basurero de escombro en un camino que había antes por la parte de abajo de las peñas.Pero aunque no esté igual nunca hay que dejar de visitarla, mis nietos todos los veranos suelen ir algún día, y los mayores también de este año tengo fotos resbalándonos Eloy Carmela y yo, pero bueno hay que reconocer que es más para los niños que para los mayores pues nosotros ya no tenemos los huesos para esos trotes.
Para ir a la Peña Resbalina también es un poco más complicado pues siempre tienen un trocito de caretera hasta llegar al camino, pero eso es cosa de la concentración.Yo animo que la visiten que hay que sacarle más brillo.
Saludos Cari.

ANGELICA dijo...

De pequeña me gustaba ir a la peña resbalina,llegaba el jueves merendero y me parecia un gran acontecimiento ir a rodar el huevo.Tenía pánico a bajar la peña , de resbalar y caer (siempre fuí muy miedosa).
Posteriormente he ído alguna vez, pero en los últimos años , en verano o Semana santa, cuando hemos salido a dar esos paseos tan agradables al atardecer, he querido ir y no he encontrado el camino, si he comentado con alguien mi intención , la respuesta ha sido " no merece la pena " "está perdido"...luego comento, pues debería haber un parque público, un lugar de encuentros.

Me parece , Manolo, buena idea la del indicador, apoyo la iniciativa, lo demás puede ir viviendo poco a poco.